Manifesto 2019

 

Hola.  Me prestáis un poco de atención.  Este año me han encargado leer el Manifiesto “Los Otros Vecinos” y os prometo que voy a ser breve, muy breve… voy a ser tan breve, porque lamentablemente no ha cambiado mucho nuestra ciudad desde la MásQFiesta del año pasado.

“Un año más volvemos a comenzar este manifiesto hablando de Respeto y Convivencia, para nosotros dos conceptos básicos en cualquier sociedad. Llevamos muchos años gritando NO a la intolerancia, a la incomprensión. Los vecinos y vecinas de una ciudad estamos obligados a convivir. Si conseguimos poner por delante la convivencia y el respeto conseguiremos un León mucho mejor.

No es complicado…  todas las personas debemos cumplir con nuestras obligaciones e intentar no molestar a nadie, pero al mismo tiempo convivir. Nosotros, como propietarios, debemos intentar que nuestros animales no molesten a las personas que no les gustan…y estas personas deben respetar y entender que los animales son parte de las ciudades del siglo XXI. Basta ya de veneno, de polvo de azufre en las esquinas de la ciudad… Basta ya de insultos, de faltas de respeto.

El hecho de convivir con uno o varios animales es algo que cada persona decide libremente. Nadie está obligado. Por ello, las personas que hemos decidido convivir con animales lo hacemos desde una decisión propia que nos obliga a ser respetuosos con el resto de vecinos y a cuidar de nuestros animales de forma adecuada. Ellos son un miembro más de nuestra familia. Y como tal deben ser tratados. Por este motivo consideramos que el maltrato animal no tiene justificación alguna. El maltrato animal además de ser un delito, es una bajeza moral y de esa manera debe ser condenada y no permitida por la sociedad.

León debería ser una buena ciudad para los otros vecinos: los animales. Pero la verdad es que es una ciudad que está en el montón en las llamadas “ciudades amigas de los perros”. Nuestros políticos municipales, hasta el día de hoy, han hecho diferentes movimientos para hacernos creer que nos tenían en cuenta… recordemos que en el año 2013 se creó un plan ZEC en la ciudad, dotando a la misma de más de 500.000 metros cuadrados para el esparcimiento de los perros.  ¡De entrada sonaba muy bien! 500.000 metros para que nuestros perros corran, jueguen, se relacionen… 500.000 metros para que nosotros, vecinos y vecinas de esta ciudad, podamos disfrutar de una parte de nuestra vida muy importante para nosotros… Pero la realidad no es tan bonita, una gran parte de esta superficie tiene problemas de limpieza, acondicionamiento, y lo que es más importante: de seguridad. Y se dice pronto, pero ya han pasado 6 años desde que el ayuntamiento puso en marcha este plan… y casi nada ha cambiado. Hay que ser justos, y decir que han aparecido alguna valla y varias fuentes dobles humano – perro. El problema es que lo negativo supera a lo positivo y puedo poner un ejemplo que desde nuestro punto de  vista es sangrante: dos de estas zonas de esparcimiento canino son utilizadas por los vecinos para aparcar sus vehículos y nadie les dice nada… aunque tenemos que decir que siempre fueron aparcamientos no declarados… pero eso no es excusa…

Pero no nos gusta quedarnos en el pasado, y además este año ha habido un cambio en el gobierno municipal. A este nuevo equipo, encabezado por su alcalde, le pedimos que se acuerde verdaderamente de los vecinos que tenemos animales, somos conocedores de la situación financiera del Ayuntamiento… y por ello,  como siempre hemos hecho, le pedimos que cada año intervenga en 3 o 4 zonas ZEC (o alguna más), porque muchas de estas intervenciones no requieren un coste económico, sino que es más bien una cuestión de decisión política.  Recordamos que a nosotros nos gusta más hablar de Zonas Vecinales para el Esparcimiento Canino.  Recordemos que en esta ciudad, según datos oficiales, existen más de 14000 perros, lo que implica que somos muchos los vecinos que tenemos perro, y somos muchos los que vamos a estas zonas y allí, conocemos a otros vecinos, y charlamos, y relacionamos, e incluso nos enamoramos, pero sobre todo estas zonas aumentan el sentimiento de vecindad.

No podemos ocultar que nunca hemos apostado por las ZEC, no creemos en los guetos, queremos convivir, queremos disfrutar de nuestra ciudad  al lado de nuestros perros. Queremos un León más animal.  Pero ya que es el modelo por el que ha apostado el Ayuntamiento de León, le exigimos que, al menos, estas zonas estén acondicionadas.

Retomemos la idea de que León debería ser una buena ciudad para los otros vecinos.  Hablemos de otros animales que están presentes en nuestra ciudad. Hablemos de los gatos callejeros, hace ya algunos años, diferentes asociaciones lideradas por nuestra asociación amiga Argos León firmamos con el ayuntamiento un Plan de CER o lo que es lo mismo un plan de gestión ética de los gatos callejeros, con un doble fin: darle calidad de vida a estos animales y evitar los problemas vecinales. Pues lo que se suponía que iba a ser un buen plan… se quedo ahí, en una suposición porque nunca se ha avanzado. Por ello a este nuevo equipo de gobierno le pedimos que avance en este plan.

La misma gestión ética la demandamos para otros animales en nuestra ciudad como pájaros o roedores. Hay formas y formas de actuar. Y el ayuntamiento de León si lo quiere tendrá mucha ayuda en esta gestión ética.

Necesitamos, demandamos y exigimos  UN LEÓN MÁS ANIMAL, una ciudad que respete a los animales, una ciudad donde un vecino que pasee con su perro no se sienta un vecino de segunda. Una ciudad donde nadie se extrañe por ver un perro dentro de un establecimiento. Una ciudad donde todos podamos convivir… sin olvidar que nosotros también tenemos nuestras obligaciones y deberes.

Termino ya, ya os dije que iba a ser muy breve… Simplemente me queda agradecer a todas  las personas que durante este año habéis colaborado con MQP de forma desinteresada; especialmente a las personas voluntarias, nuestro mayor recurso. Pero también queremos agradecer el apoyo que recibimos de empresas, y otras asociaciones.

Por un León más animal!!